25 de junio de 2011

Historia Ilustrada del Jazz 21

JOHN COLTRANE

Hijo de un sastre -músico frustrado- John William Coltrane nació en 1926 en la ciudad de Hamlet, en Carolina del Norte. A los 13 años ya tocaba el saxo alto en una orquesta escolar, aunque allí mismo le estimularon a aprender el clarinete, lo que hizo escuchando a Artie Shaw, fundamentalmente. Ingresó en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial, permaneciendo tranquilo en Hawaii. Al término de su período en las Fuerzas Armadas, volvió a la música y en ese tiempo, conoció a Gillespie y Parker que le impresionaron profundamente.

Estando en Filadelfia fue escuchado por integrantes de la orquesta de Red Garland, y fue contratado como saxo tenor, en lo que fue su primer trabajo importante. Se perfeccionó con este instrumento siguiendo a Lester Young y, especialmente, a Coleman Hawkins. Posteriormente, se estabilizó en un conjunto donde tocaban los tres hermanos Heath (Jimmy al saxo alto, Percy -futuro integrante del Modern Jazz Quartet- en contrabajo y Albert en batería). En 1948 Howard McGhee llegó a la ciudad buscando nuevos talentos para su banda y se llevó a Coltrane y a Jimmy Heath, aunque finalmente se quedó con éste último.

La consagración estaba cerca: al año siguiente Dizzy contrataba a los amigos John y Jimmy. Nuevamente, Heath fue considerado más importante que Coltrane y éste se pasó definitivamente al saxo tenor, donde tenía pocas chances de lucirse en el esquema de Gillespie. Ya en esa época comenzó a tener problemas por su afición desmedida por los dulces, lo que le provocaba frecuentes inconvenientes con su dentadura. John colaboró con el gran Stan Getz en sus primeras grabaciones y continuó con Dizzy hasta 1951. Comenzó a ampliar sus horizontes musicales, escuchando a compositores como Debussy, Bartok y Stravisky, experimentando con nuevos sonidos para su saxo tenor y comenzando a practicar con el soprano.

Aunque en los primeros años 50 se estabilizó económicamente tocando en las bandas de Earl Bostic y Johnny Hodges, en esa misma etapa entró en crisis por su adicción con las drogas, lo que determinó que fuera dejado de lado por años por los principales conjuntos. Recién se recuperaría en 1956, cuando fue contratado por Miles Davis, quien reconoció inmediatamente el talento de Coltrane, aunque aún no hubiera explotado correctamente. Al poco tiempo abandonó ese conjunto, ante el ultimatum del líder para que dejara su alcoholismo y su drogadicción. De ellos saldría, lentamente, en 1958. Trabajó con Thelonius Monk, quien fue enormemente influyente en el saxofonista al abrirle un mundo de mayor libertad armónica y rítmica.

De "A love supreme":

Part 1: Acknowledgement

Part 2: Resolution

Ya más maduro, comenzaría una intensa actividad como músico de estudios, como líder (a partir de "Blue train") y reencontrándose con Miles, con quien colaboraría en los excelentes discos "Milestones" y, fundamentalmente, "Kind of blue". En esa misma época sacó uno de sus más célebres LP: "Giant steps", que le colocaría definitivamente como uno de los más grandes de la historia del jazz. A partir de entonces, no abandonaría más ni la intensa actividad, ni el éxito ni la exploración constante de caminos más complejos.

Su estilo, poderosamente influyente en el hard bop y mucho más allá, contenía una fuerza pocas veces vista y un vigor en la improvisación que no excluía un sonido bello y original. Su fraseo torrencial nunca era caótico y su experimentación armónica nunca fue gratuita. Con el correr de los años se fue liberando, adentrándose en caminos que lo llevarían hasta los umbrales de lo que se llamaría posteriormente free jazz. Muchos de sus temas de la época duran más de 20 o 30 minutos. Parte de esa libertad se debe a su colaboración con el brillante Eric Dolphy, también muerto prematuramente. A pesar de lo dicho, grabó un disco haciendo un dúo impensado con Duke Ellington, que funcionó notablemente.

Su sonido fue incorporando elementos de la música africana -en épocas en que recién se comenzaba a hablar del problema negro en U.S.A. y de una espiritualidad religiosa difícil y angustiada que lo acompañó hasta su muerte de cáncer, con apenas 40 años. Esa búsqueda religiosa se hace especialmente patente en "A love supreme", un disco doble de 1964 considerado para muchos uno de los mejores de la música improvisada de todos los tiempos.

Russian lullaby

Rise 'n' shine

You don't know what love is

Syeeda's song flute

9 comentarios:

Phil dijo...

"A love supreme" es algo extraordinario, maravilloso.
Coltrane fue un genio.
Magnífico post.

Alvaro Fagalde dijo...

Gracias. Lamentablemente quedó mucho Coltrane afuera, por cierto.

andal13 dijo...

Un grosso Coltrane.

No sé si soy yo, pero te veo un aire southparkiano.

Alvaro Fagalde dijo...

Para ser coherente, te tendría que contestar con una puteada pero me da cosita.

Coltrane es Coltrane. En USA había una iglesia que lo veneraba, pero me olvidé en qué ciudad.

andal13 dijo...

En San Francisco. Saint John Coltrane African Orthodox Church:

http://www.coltranechurch.org/

Alvaro Fagalde dijo...

¡Qué crack!. Cuando sea ministro, te llevo de secretaria.

Iremos a esa iglesia, a ver si aparece su espíritu y nos toca algún solo.

andal13 dijo...

¿No estás viendo Tremé?
El capítulo de hoy (el 9º de la segunda temporada) estuvo impresionante, en lo argumental y en lo musical. La búsqueda de Delmond Lambreaux y su intención de fusionar el jazz primigenio con el actual está dando unos frutos tremendos; un disfrute. Hasta tocó con un botija nuevo, un tal Ron Carter.

Alvaro Fagalde dijo...

Pahh...

No sabía que había empezado la segunda temporada. Mal yo.

A ella vamos. Gracias.

andal13 dijo...

Esteeee... como que está terminando...