5 de noviembre de 2017

Que diez años no es nada...

Con muchas idas y vueltas, tiempos de entusiasmos y de abandonos, este blog está funcionando desde noviembre de 2007, en que con la publicación de un cuento corto del escritor británico Saki y sin conocer mucho todavía cómo era que funcionaba esto del Blogger.

Cuando de niño solía jugar que hacía revistas garabateando y dibujando en lápiz y papel, nunca me imaginé que muchos años después, mal que bien, existiría (¡gratis!) la posibilidad de "publicar" lo que quisiera difundir (o compartir, o mostrar) con una prolijidad casi profesional, para que pudiera ser leído o visto por cualquiera en todo el mundo. Y además, en formato multimedia, como se decía hace diez años.

Es sabido que en informática, una década es una enormidad y lo que hoy es una novedad, pronto queda obsoleto. La crisis actual del blog como medio de comunicación de gente de a pie sin más requerimientos que un ordenador con conección a Internet es innegable y, muy probablemente, terminal. Hoy cada vez menos personas entran a una página a informarse, cultivarse, confrontar, a compartir conocimientos.

Tuve la suerte de verlo en vivo el mes pasado en el Teatro de Verano. Chick Corea y su primer disco, con su grupo "Return to forever".

Durante estos diez años en este blog ha habido algunas series de entradas, digamos que bastante originales. Empezando por las historias ilustradas del jazz y del cine, que no inventaban la pólvora pero tenían la ventaja por sobre algunos libros con esa temática, que permitían apreciar fragmentos de la música o las películas que se reseñaban.

Hubo muchas columnas de opinión, sin tener la pretensión de cubrir la actualidad de la década y también una serie de especiales de música que presentaron algunas cosas interesantes poco conocidas. En fin, modestamente, hubo algún material bien hecho, me parece.

Párrafo aparte para la serie "¿Las mujeres son todas putas?". Por cierto que en el texto se respondía muy explícitamente que no a ese título que pretendía ser un poco removedor -dado que hay mucho, pero mucho varón que aún hoy en día sigue contestando que sí a esa pregunta- pero terminó siendo un llamador de gente que googleaba cosas como "mujeres todas putas" y similares, y debe haberse sentido desilusionada al leer el contenido. Hubo algún comentario bastante cavernario.    

Para mí, el mejor disco de jazz de todos los tiempos. El inmenso John Coltrane en su máxima expresión.

En fin, qué va a ser de los blogs en el futuro, ni perra idea. Por mi parte, luego de un tiempo de relativo abandono, estoy ahora subiendo una entrada cada quince días. El 5 de cada mes algo típico del blog, que puede ser una entrada de opinión, alguna entrega de las series de las historias ilustradas, algo de música o literatura y los días 20, la edición ahora mensual de "Salada la canchita", la particular columna de cine que comenzó hace años en el blog "Todo por la misma plata", en el cual también se sube al mismo tiempo un resumen equivalente al 75 % de lo que se publica acá.

Si hay que elegir un cortometraje, éste es una obra de arte absoluta del surrealismo cinematográfico, aunque tiene el problema de haber sido ya muy visto por todo el mundo. La razón de incluir aquí "El perro andaluz" de Buñuel es que en Youtube hay una copia de calidad muy superior a lo habitual.

Por ahora, entonces, este blog seguirá su marcha tranquila, aun sabedor de que son pocos los que lo siguen o lo leen y de que se ha quedado demodée en tan poco tiempo. Casi como una revancha de los tiempos de mi infancia en que trataba de hacer lo mismo -obviamente, sólo por el gusto de hacerlo- y no tenía a mano nada más que papeles y lápices.

"Room 237" es un documental de 2012 inédito en Uruguay, que analiza la película "El resplandor" de Kubrick y propone algunas teorías bastante particulares. Para ver y polemizar.

20 de octubre de 2017

Salada la canchita: El replicante kirchnerista


El inglés Ridley Scott venía de triunfar con la crítica en su debut ("Los duelistas") y en taquilla con su segundo largometraje ("Alien, el octavo pasajero"). Con más presupuesto y una estrella de primer nivel (un Harrison Ford que venía de hacer "Los cazadores del arca perdida") se suponía que no había forma de perder y lo que terminó llamándose "Blade runner" -término que no figura en la novela y que supongo que imaginaron sería más comercial que el original "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?"- en realidad, a duras penas recobró la plata invertida, Harrison Ford se peleó con todo el plantel y todo el plantel se peleó con la joven Sean Young, pareja de Ford en la ficción. La crítica se molestó porque tenía menos acción y menos batallas que "La guerra de las galaxias".

5 de octubre de 2017

Un hobby gratis 4

La de 1942 fue una elección muy especial y recordada. Uno diría que histórica, porque fue la que permitió salir definitivamente de la dictadura de la época, cuando Baldomir, el ex cuñado de Terra, luego de una jugada no del todo legal ("el golpe bueno") llevó al país a esta instancia electoral donde se terminó normalizando la vida democrática.

Ganó Amézaga con apoyo de batllistas y baldomiristas por sobre el terrista Blanco Acevedo, librándonos de tener un presidente colorado llamado Blanco. El Partido Nacional presentó al eterno Herrera y por la escisión de los nacionalistas independientes Martín C. Martínez (Fagalde, de segundo apellido). Además hay que resaltar que los colorados ganaron la Intendencia en los 19 departamentos.

Esta lista de los blancoacevedistas -así se decía nomás- no tiene desperdicio. Con el número que después popularizaría Pacheco, tiene a Domingo Bordaberry en el tercer lugar para el Senado (sí, el padre de Juan María) y un lema curioso: "Por los obreros del transporte" y un par de dibujos de un ómnibus y un trole junto a los candidatos.

20 de septiembre de 2017

Salada la canchita: Un polaco llamado Polanski

También en la NBA jugó un turco apellidado Turcoglu, si vamos al caso. Pero lo que es cierto es que el ser humano es paradójico o no es tan pensante como solemos creer. Cuando en 2002 presentó "El pianista", algunos (pocos) le criticaron a Raymond Roman Liebling -más conocido como Roman Polanski, su verdadero apellido polaco y judìo- que la Segunda Guerra y el Holocausto no había sido como la película lo mostraba. El problema es que él había sobrevivido al Ghetto de Varsovia, viendo morir a casi toda su familia en campos de concentración, mientras quienes lo criticaban sólo habìan visto ésto en el cine.

5 de septiembre de 2017

Venezuela nos duele (a unos pocos)

Quien quiera informarse y entender qué es lo que está pasando y por qué hay tantos problemas en Venezuela a través de los medios de comunicación masiva, sólo recibirá una cobertura muy similar a la que se realizó cuando hubo problemas (y quisieron informarlos) en Siria, en Irak o en Afganistán, transformando la multidiversa y compleja situación sociopolítica del mundo en una nebulosa opaca, donde lo único que se saca en limpio es que hay alguien "malo" que se dedica a hacer el mal porque es así y hay que sacar del medio. Creo que los villanos de los superhéroes de historietas están presentados de forma más matizada y creíble.

Cuando nos informan. Alguien que sólo consuma los noticieros -o sea muchos de
nosotros- sin duda no tendrá la menor idea de dónde queda Yemen, donde está ocurriendo una tragedia humanitaria terrible, pero, claro, allí el culpable es Arabia Saudita, proveedor generoso de Estados Unidos. 

Y no es que entre en paranoias conspirativas de izquierdistas de hace 60 años. No quiero insinuar que los periodistas mayoritarios uruguayos sean meros empleados de la C.I.A. Sólo es que su ideologìa es conservadora y representa los intereses de los poderosos. En el país y en el exterior. La cobertura es simplista y unilateral. Y, en realidad, como casi siempre que hay conflictos, no hay culpables y violentos de un solo lado. 
  
Hugo Chávez -quien intentó un golpe de Estado- llegó al poder por las urnas, siendo la esperanza de gran parte de las clases populares, eternamente olvidadas en el país que padece lo que algunos llaman la "maldición del petróleo". Le sobra el que aún es el mineral más valioso y codiciado, pero la gente pasa mal.

Con personalismos y errores, la llamada "Revolución bolivariana" trató de resolver las carencias de los más pobres. No hay duda de ello: en 2002 hubo un fracasado golpe de Estado contra él, en donde colocaron al presidente de la gremial de empresarios como primer mandatario con el rápido reconocimiento de U.S.A. y la militancia de los ahora famosos Leopoldo López y Henrique Capriles.

Muy lejos de mí está apelar al patrioterismo fácil y poner a nuestro país -que vaya si tendrá cosas para criticar- por encima de los demás pero aquí, bastante bien aunque no en un 100%, se cumple la máxima de competir electoralmente en forma limpia y que gane el mejor. Y el que pierde, tratará de revertir el resultado democráticamente en la instancia siguiente.

En Venezuela no, lamentablemente. Tampoco en muchos otros lados, como en Brasil donde Dilma ganó por poco margen su reelección y desde el primer día los demás partidos -incluídos sus propios aliados- trabajaron buscando cualquier excusa para sacarla del poder, envalentonados por la escasa diferencia. En Uruguay, en cambio, en 1994 hubo una elección donde hubo solamente menos de 3% de votos entre el ganador y el TERCER partido y nadie intentó ningún golpe de Estado.

Y este sayo le cabe a ambos bandos hoy enfrentados a muerte en la patria natal de Bolívar. Porque si la oposición estuvo totalmente en contra de todas y cada una de las medidas del chavismo y cada uno de sus actos eleccionarios, con protestas violentas en las calles, apenas consiguió un gran triunfo en las últimas legislativas, se aferró a ellas y desde allí intentó todo tipo de estratagemas para derrocar a Maduro, incluso inventando que es colombiano.

El gobernante PSUV no es mucho mejor: ha desconocido totalmente al Parlamento, simplemente porque ahora es minoría en él y ha convocado a una Asamblea Constituyente para reeemplazarlo. Ha hecho todo tipo de maniobras para que esa Asamblea fuera totalmente oficialista y dirigiera al país muy por encima de las tareas habituales de un órgano de ese estilo. 

¿Qué desenlace puede tener una crisis -alimentaria, además de política- donde ambos bandos se han jurado odio eterno, que se han negado al menor diálogo incluso con la mediación de presidentes varios y del Papa?. Si además cada uno se dedica a la total destrucción del otro, sin lugar de reflexión común ni espacio para la colaboración...

No todos los que están en contra de Maduro son ultraderechistas. Buena parte de la izquierda nunca apoyó a Chavez y aún muchos que sí fueron chavistas hoy están en la oposición. Uno supone que el desgaste será en algún momento irreversible pero no sabe qué quedará en su lugar. Si asume un gobierno que no sea del PSUV, ya sea por las urnas, por una renuncia o de otra forma, nada parece que el desenlace pueda ser pacífico y sin derramamiento de sangre.

P.D.: Vistas todas las declaraciones de la derecha uruguaya, cualquier forma de llegar al poder por parte de la oposición venezolana tendrá su aprobación y cualquier muerte de chavistas, su silencio.         

20 de agosto de 2017

Salada la canchita: Amarilla 6

Porco rosso
Más que Corea del Sur o Taiwan, Japón -con una industria consolidada desde antes de la Segunda Guerra Mundial- parece ser el país en donde aparecen más artistas singulares, más genios medio locos o, en realidad, más gente que no tiene miedo de caminar contra la corriente. Directores como el reseñado Takashi Miike o el aún no presentado Sion Sono son capaces de cualquier locura, algo que le hace muy bien al cine de hoy en día, tan comercial y poco arriesgado.