20 de septiembre de 2017

Salada la canchita: Un polaco llamado Polanski

También en la NBA jugó un turco apellidado Turcoglu, si vamos al caso. Pero lo que es cierto es que el ser humano es paradójico o no es tan pensante como solemos creer. Cuando en 2002 presentó "El pianista", algunos (pocos) le criticaron a Raymond Roman Liebling -más conocido como Roman Polanski, su verdadero apellido polaco y judìo- que la Segunda Guerra y el Holocausto no había sido como la película lo mostraba. El problema es que él había sobrevivido al Ghetto de Varsovia, viendo morir a casi toda su familia en campos de concentración, mientras quienes lo criticaban sólo habìan visto ésto en el cine.

5 de septiembre de 2017

Venezuela nos duele (a unos pocos)

Quien quiera informarse y entender qué es lo que está pasando y por qué hay tantos problemas en Venezuela a través de los medios de comunicación masiva, sólo recibirá una cobertura muy similar a la que se realizó cuando hubo problemas (y quisieron informarlos) en Siria, en Irak o en Afganistán, transformando la multidiversa y compleja situación sociopolítica del mundo en una nebulosa opaca, donde lo único que se saca en limpio es que hay alguien "malo" que se dedica a hacer el mal porque es así y hay que sacar del medio. Creo que los villanos de los superhéroes de historietas están presentados de forma más matizada y creíble.

Cuando nos informan. Alguien que sólo consuma los noticieros -o sea muchos de
nosotros- sin duda no tendrá la menor idea de dónde queda Yemen, donde está ocurriendo una tragedia humanitaria terrible, pero, claro, allí el culpable es Arabia Saudita, proveedor generoso de Estados Unidos. 

Y no es que entre en paranoias conspirativas de izquierdistas de hace 60 años. No quiero insinuar que los periodistas mayoritarios uruguayos sean meros empleados de la C.I.A. Sólo es que su ideologìa es conservadora y representa los intereses de los poderosos. En el país y en el exterior. La cobertura es simplista y unilateral. Y, en realidad, como casi siempre que hay conflictos, no hay culpables y violentos de un solo lado. 
  
Hugo Chávez -quien intentó un golpe de Estado- llegó al poder por las urnas, siendo la esperanza de gran parte de las clases populares, eternamente olvidadas en el país que padece lo que algunos llaman la "maldición del petróleo". Le sobra el que aún es el mineral más valioso y codiciado, pero la gente pasa mal.

Con personalismos y errores, la llamada "Revolución bolivariana" trató de resolver las carencias de los más pobres. No hay duda de ello: en 2002 hubo un fracasado golpe de Estado contra él, en donde colocaron al presidente de la gremial de empresarios como primer mandatario con el rápido reconocimiento de U.S.A. y la militancia de los ahora famosos Leopoldo López y Henrique Capriles.

Muy lejos de mí está apelar al patrioterismo fácil y poner a nuestro país -que vaya si tendrá cosas para criticar- por encima de los demás pero aquí, bastante bien aunque no en un 100%, se cumple la máxima de competir electoralmente en forma limpia y que gane el mejor. Y el que pierde, tratará de revertir el resultado democráticamente en la instancia siguiente.

En Venezuela no, lamentablemente. Tampoco en muchos otros lados, como en Brasil donde Dilma ganó por poco margen su reelección y desde el primer día los demás partidos -incluídos sus propios aliados- trabajaron buscando cualquier excusa para sacarla del poder, envalentonados por la escasa diferencia. En Uruguay, en cambio, en 1994 hubo una elección donde hubo solamente menos de 3% de votos entre el ganador y el TERCER partido y nadie intentó ningún golpe de Estado.

Y este sayo le cabe a ambos bandos hoy enfrentados a muerte en la patria natal de Bolívar. Porque si la oposición estuvo totalmente en contra de todas y cada una de las medidas del chavismo y cada uno de sus actos eleccionarios, con protestas violentas en las calles, apenas consiguió un gran triunfo en las últimas legislativas, se aferró a ellas y desde allí intentó todo tipo de estratagemas para derrocar a Maduro, incluso inventando que es colombiano.

El gobernante PSUV no es mucho mejor: ha desconocido totalmente al Parlamento, simplemente porque ahora es minoría en él y ha convocado a una Asamblea Constituyente para reeemplazarlo. Ha hecho todo tipo de maniobras para que esa Asamblea fuera totalmente oficialista y dirigiera al país muy por encima de las tareas habituales de un órgano de ese estilo. 

¿Qué desenlace puede tener una crisis -alimentaria, además de política- donde ambos bandos se han jurado odio eterno, que se han negado al menor diálogo incluso con la mediación de presidentes varios y del Papa?. Si además cada uno se dedica a la total destrucción del otro, sin lugar de reflexión común ni espacio para la colaboración...

No todos los que están en contra de Maduro son ultraderechistas. Buena parte de la izquierda nunca apoyó a Chavez y aún muchos que sí fueron chavistas hoy están en la oposición. Uno supone que el desgaste será en algún momento irreversible pero no sabe qué quedará en su lugar. Si asume un gobierno que no sea del PSUV, ya sea por las urnas, por una renuncia o de otra forma, nada parece que el desenlace pueda ser pacífico y sin derramamiento de sangre.

P.D.: Vistas todas las declaraciones de la derecha uruguaya, cualquier forma de llegar al poder por parte de la oposición venezolana tendrá su aprobación y cualquier muerte de chavistas, su silencio.         

20 de agosto de 2017

Salada la canchita: Amarilla 6

Porco rosso
Más que Corea del Sur o Taiwan, Japón -con una industria consolidada desde antes de la Segunda Guerra Mundial- parece ser el país en donde aparecen más artistas singulares, más genios medio locos o, en realidad, más gente que no tiene miedo de caminar contra la corriente. Directores como el reseñado Takashi Miike o el aún no presentado Sion Sono son capaces de cualquier locura, algo que le hace muy bien al cine de hoy en día, tan comercial y poco arriesgado.

1 de agosto de 2017

En busca del tiempo perdido 5: "La prisionera"

Lentamente, con el deleite que producen las cosas más hermosas de la vida, voy conociendo a la que, personalmente considero, con toda la polémica que se pueda crear, la mejor novela de toda la historia de la literatura. Cada libro avanza, con su ritmo único, que solamente se puede denominar "proustiano", hacia la culminación de la fenomenal descripción de un tiempo y un universo únicos.

20 de julio de 2017

Salada la canchita: Ciudades norteamericanas, en realidad

En la década de los 80, cuando aún era un director joven y renovador, el alemán Wim Wenders realizó su penúltima obra maestra (después de "Alas del deseo", se sabe, se le mojó la pólvora) llamada "París, Texas". El título no era el nombre de un rally sino el de una localidad real de 25000 habitantes en Estados Unidos, donde aparece un hombre amnésico -el maravilloso Harry Dean Stanton, en el papel de su vida- que lentamente irá reencontrándose con su mujer y su hijo luego de desaparecer por motivos que no se explican.

1 de julio de 2017

Historia Ilustrada del Jazz 36

ADDENDA: ERROLL GARNER, FATHA HINES, DAVE HOLLAND, ELVIN JONES

Cuatro años después de -por diferentes motivos- discontinuar esta serie, la retomo para hacerla llegar a un digno final. En la entrega anterior (¡el 30/8/2013!) explicaba que las últimas entregas iban a reseñar a algunos músicos que no habían sido incluídos en el desarrollo de la historia propiamente dicha del género, pero que considero que no pueden quedar afuera del conocimiento del aficionado.  

ERROLL GARNER
Difícil de clasificar en un estilo particular dentro del jazz, Garner tuvo siempre una
forma de tocar que provenía claramente de Earl "Fatha" Hines, reseñado más abajo.

Prácticamente siempre tocó como líder, desarrollando una larga carrera donde se destacó por su invariable buen gusto e inventiva.

Sobrevivió holgadamente la irrupción de corrientes innovadoras, mediante un jazz clásico, accesible pero para nada simple, convencional o monótono.  

Misty




Fly me to the moon

Honeysuckle rose

FATHA HINES
Earl Hines es un nombre olvidado actualmente en la historia del jazz, pero puede decirse que fue el único que podía compararse a Louis Armstrong, en épocas en que éste fue el máximo innovador del género. 

Se conocieron cuando aún eran veinteañeros y las habilidades de "Fatha" en el piano eran similares a las del gran Louis en su instrumento. Cuando en 1928 se independizó, reunió una big band en Chicago que fue un éxito hasta comienzos de la Segunda Guerra Mundial.

La inventiva y capacidad de improvisación de Hines era enorme. Su estilo, que no dejaba de ser clásico, se adaptó sin inconvenientes a la irrupción del bebop, género en el que muchos creen que influyó decisivamente. 

Blues in thirds

Black coffee

Sometimes I'm happy

DAVE HOLLAND
El contrabajista inglés Dave Holland no sólo ha trabajado en orquestas como las
de Miles Davis, Anthony Braxton o Chick Corea, sino que ha conseguido hacerse un nombre como compositor y director, ya sea a través de su recordada big band o su más famoso trío.

Uno de los más sólidos directores del hard bop contemporáneo, Holland no ha esquivado colaborar con músicos más vanguardistas, aunque en los últimos años, por edad, su actividad se ha visto bastante restringida.

Upswing

Prime directive

Last minute man

ELVIN JONES
Hermano menor del pianista Henry "Hank" y del trompetista Thaddeus "Thad", Elvin Jones fue un baterista profundamente influído por la música y las enseñanzas generales de John Coltrane. 
 
Los Jones es la única familia de músicos en que los tres han tenido una similar trascendencia, cada uno dentro de su estilo, en el que parecía primar sus diferentes edades (más clásico para Hank, más hard bop para Thad, más free jazz en Elvin).

Luego del fallecimiento de su líder, Jones siguió trabajando con su propio grupo, muchas veces reviviendo la música coltraneana. Superó dificultosamente su adicción a las drogas y falleció septuagenario, aún en actividad.

Night in Tunisia

Naima (con McCoy Tyner)

A love supreme (con Wynton Marsalis)