4 de marzo de 2013

Un 1 de Marzo diferente

Desde el 1 de Marzo pasado soy Jefe de Sección. Una gran satisfacción personal, por cierto, y la sensación -probablemente, por primera vez en mi vida- de sentirme realizado en algo que hago. La alegría es personal, instransferible y en todo caso, de los que me rodean aunque es conocido que no toda la gente a mi lado comparte la buena nueva. Pero tengo claro que muchas felicitaciones son más que protocolares.

Como no soy de comentar todos los pasos de mi vida, ni aquí ni en mi cuenta de Facebook, subí esta entrada porque creo que hay un par de reflexiones que pueden ser válidas para compartir en estos momentos, más allá del sentimiento propio, que es intransferible.

En primer lugar, me parece fundamental tener siempre presente en todo momento, que no debo créermela. He visto cometer ese error demasiadas veces para que yo mismo lo repita. Creo que una de las cosas más importantes en la vida es no dejar nunca de tener los pies bien firmes sobre la tierra, no mentirme a mí mismo y tener clara cómo son en realidad las cosas.

Pero también, es muy importante el poder decir hoy sin ninguna sospecha de que alguien me pueda desmentir, que este cargo llegó con un poco de merecimientos y otro poco de suerte, pero sin que nunca haya cambiado ni una de las ideas. Siempre voté lo que quise, siempre fui a los partidos de basquet y de fútbol que quise (el que sepa entender, que entienda) y nunca dije una palabra en la que no creyera sinceramente. 

Después de muchos años de listas negras y de injusticias, de persecuciones y de tantas zoreteadas, hoy puedo decir que me gané el cargo trabajando -algo que muchos no lo pueden hacer- designado por gente que no es familiar mío, que notoriamente no son de mi partido político ni son amigos personales. Quizás otros tendrán más méritos que yo, pero no dejo de tener los míos.

Sin falsas modestias, creo que el lugar donde estoy trabaja mejor que hace dos años cuando empecé en esto y puedo estar tranquilo porque lo logré con mi estilo y mis ideas. Sin cambiar y sin borrar nada con el codo. Con autenticidad, sin falsos elogios ni alcahueterías. Con errores, por supuesto, pero con honestidad. Sin dejar de decir lo que me parece que está mal. Poniéndome la camiseta muchísimo más que otros que van a doblar listas pero no sirven para nada.  

Repito: el que sepa entender, que entienda.

5 comentarios:

Sinca Bellos dijo...

Vamo arriba Faga, felicitaciones-

Jorge Iglesias dijo...

Sabes bien que nos conocemos hace un tiempo y mis mas grandes y sinceras felicitaciones no son por pasarte la mano por la espalda. Comparto y comprendo todo lo que has publicado. Me alegra mucho, un gran abrazo y recuerda "ese puesto de Sub-gerente está cada vez más cerca Gorostiaga"... Vos sabes a lo que me refiero...

Claudia de Pena dijo...

Felicitaciones Ex!!!! (el que sepa entender, que entienda) jajjajaja un beso grande. Doy fe que siempre fuiste leal a tus pensamientos y siempre expresaste tu forma de pensar. A veces rayando un poco en lo gracioso pero detrás del humor siempre surge la verdad con sutileza.Eres especial y celebro tu forma de ser!!!

Kᴜrcovein dijo...

Felicitaciones Decano!

Alvaro Fagalde dijo...

Gracias por las felicitaciones.